lunes, 22 de agosto de 2022

EMBALSE DEL VAL. EL MAR MENOR DE ARAGÓN

En otras entradas de este blog hemos tratado la realidad hidrológica del Moncayo en sus dos vertientes, la actividad industrial en la zona y su afección medioambiental. La tramitación de una nueva autorización de vertido de aguas residuales procedentes de las poblaciones de Ólvega y Ágreda, trae nuevamente a la actualidad la compleja situación del Somontano del Moncayo que ha sufrido el ataque del fuego que, como en el caso del agua, también tiene una componente de gestión del paisaje que deberá ser tratada con la serenidad y el conocimiento científico precisos.



La contaminación que impregna el embalse de El Val no solo se debe a los vertidos de aguas residuales que, desde su misma construcción allá por 1997, han ido acumulándose en su fondo, también una mala gestión del Polígono Industrial de Ólvega y de la propia depuradora de Ágreda, colmatan el primer embalse del Pacto del Agua de Aragón. Junto a estos factores contaminantes, la lentitud de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), responsable del buen estado de la masa de agua en la que se encuentra el embalse más contaminado de la cuenca del Ebro, es igualmente partícipe de su preocupante estado. 

Antes de 2010, año en que entra en funcionamiento la EDAR de Ágreda, los vertidos de la zona, incluidos los del Polígono Industrial de Ólvega, inaugurado en 2001, iban a parar al dominio público hidráulico sin más miramientos y desde la  construcción de la presa en Los Fayos, el embalse de El Val se convierte en el almacén de los residuos urbanos e industriales de toda la zona.

Para conocer con un mínimo detalle este complejo y tristemente desconocido caso, que se origina en Castilla y perjudica a Aragón, será necesario hacer un seguimiento a todo el proceso de gestión que nos ha traído a la situación en que nos encontramos.

Dados los fallos de diseño y funcionamiento de la EDAR de Ágreda, en 2015 se revisó la autorización al Ayuntamiento de Ágreda para el vertido de aguas residuales generadas por las poblaciones de Ólvega y Ágreda por un plazo de vigencia de cinco años.

Este plazo no pudo cumplirse porque en el 2017 se manifestaron vertidos indirectos con altas cargas contaminantes que perjudicaban el funcionamiento de la EDAR y lógicamente repercutían en el barranco de El Val. 

La CHE requirió a Ágreda y Ólvega para que tomaran medidas para solucionar esta problemática y a partir de 2018, coordina encuentros de trabajo con los Ayuntamientos de Ágreda, Ólvega y la Junta de Castilla y León, en donde plantea la necesidad de revisar la autorización de vertido estableciendo unas condiciones más restrictivas, que garanticen la protección del medio receptor, así como el cumplimiento de los objetivos medioambientales.

En este sentido la CHE instó a ambos Ayuntamientos a la suscripción de un convenio específico de colaboración entre el de Ágreda y Ólvega, con objeto de regularizar la titularidad del vertido, ya que desde este organismo se consideraba indispensable que la revisión de la autorización se otorgara conjuntamente a las dos corporaciones, siendo ambas responsables del cumplimiento de las condiciones y obligaciones del vertido al dominio público hidráulico (DPH).

En septiembre de 2019 los ayuntamientos de Ágreda y Ólvega solicitaron la revisión de la autorización de vertido de sus aguas residuales junto a la que se adjuntaba declaración de vertido general y una copia del Convenio de colaboración entre ambos consistorios para la explotación de la estación depuradora. La documentación resultó incompleta y se requirió a ambos ayuntamientos y también a la Junta de Castilla y León para que complementaran el expediente.

Tras varias intercambios de información y cumplimiento de las prescripciones solicitadas por la CHE, se llega a octubre de 2020.

En este marco de relaciones, en diciembre de 2020 el Área de Control del Dominio Público Hidráulico, en base a sus competencias, solicita que se complete información con respecto a los colectores de los dos municipios y la propia EDAR. Todo ello se somete a información pública en la que se personaron, entre otros interesados, los grupos de EEeA de Soria y Zaragoza.

Finalizada la información pública, en mayo de 2021 se requirió a los dos cotitulares para que remitieran documentación con respecto a la declaración de vertidos, porcentajes de reparto en la liquidación del canon de control de vertido a aplicar a los titulares de la autorización, documentación gráfica suficiente con respecto a los colectores y el estudio hidráulico elabo,rado por técnico competente de la EDAR así como las causas del incumplimiento detectado en el vertido con fecha 17 de marzo de 2021 y acciones correctoras efectuadas al respecto. Este trámite se cumple en noviembre del mismo año.

Por su parte el Área de Control de Dominio Público Hidráulico emitió, en enero de 2022, informe el que se efectúan una serie de consideraciones técnicas y se indica que no puede emitirse informe pormenorizado respecto de la ampliación de la EDAR y de otras actuaciones planteadas, por no cumplir determinadas condiciones, debiendo presentar documentación acreditativa que es solicitada nuevamente a los ayuntamientos en el mes de febrero.

Posteriormente en junio del mismo año el Área de Control informa en sentido favorable a la ejecución de los elementos en cuestión siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones referentes al  Colector “Fuente del Suso”, Colector de residuales en Ágreda,  Renovación del colector en la calle San Agustín, Paseo de los Molinos y Ampliación de la EDAR. Asimismo se informó que dado el nivel de pervivencia de las instalaciones a ejecutar con terrenos altamente inundables, tanto en suelo como en subsuelo, se deberá realizar una minuciosa labor de estanqueidad de los diferentes elementos que conforman el conjunto de la instalación depuradora.

Tras este breve repaso de solicitudes, ampliaciones de plazos, informes incompletos de los que se la administración pide subsanación,etc... hay que recordar que el organismo de cuenca se hace eco de denuncias y quejas efectuadas por diversos colectivos relativas a la existencia de vertidos de aguas residuales de “origen desconocido” a través del colector de pluviales que afectaron al arroyo de Los Caños, debido a varias empresas del polígono industrial y en particular a la empresa DISTILLER, S.A. Esta empresa fue condenada por delito medioambiental en febrero de 2022. Una condena en la que el responsable de la firma reconocía los hechos de los vertidos por lo que se le aplicó prisión de 5 meses, 8 meses de multa y 100.000 euros de indemnización debido a unos hechos denunciados desde el año 2016.

Se suma a estos hechos el procedimiento administrativo sancionador de la Comisaría de Aguas de la CHE contra el Ayuntamiento de Ágreda por vertidos de carácter lácteo, denunciados desde Ecologistas en Acción que han supuesto la actuación de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo dependiente de la Fiscalía General del Estado.

Para acabar esta enumeración de actos administrativos debemos decir que la CHE, en pleno periodo estival, ha abierto 10 días hábiles de trámite de audiencia para alegar y presentar los documentos y justificaciones que se estimen oportunos en el nueva solicitud de Autorización de las Obras de Saneamiento y Depuración y Revisión de Autorización de Vertido de Aguas Residuales procedentes de las poblaciones de Ágreda y Ólvega. Tanto el plazo como el momento de su tramitación nos parece plenamente inadecuada. No obstante, confiamos que las actuaciones que, con anterioridad se han hecho ante el organismo de cuenca, pueda servirles de referencia de cual es nuestra sensibilidad al respecto de esta cuestión que, fijándonos en las prescripciones que determina el Informe Técnico al que si hemos podido acceder, la propuesta que se presenta queda lejos del objetivo de cubrir la necesidad de revisar la autorización de vertido estableciendo unas condiciones más restrictivas que la propia CHE planteaba.

Creemos no sacar conclusiones arriesgadas ni catastrofistas si afirmamos que las masas de agua a uno y otro lado del Moncayo han sufrido un gravísimo daño desde hace más de veinte años que han derivado en el triste record de contar con un “Mar Menor” en el interior de Aragón. 

En este desafortunado embalse, construido para “nada” se depositan las malas prácticas de una empresas ávidas de dinero público y escasas en conciencia medioambiental a las que se suma la actitud de una administración local permisiva con un tejido empresarial que merecería un análisis más extenso de lo que en este artículo cabe y junto a ello la lentitud y pereza administrativa de las dos confederaciones hidrográficas a las que  los gobiernos de, dos comunidades autónomas que si una parece estar atrapada en una sempiterna red clientelar, la otra parece ausente. 

Para terminar esta breve descripción no podemos olvidar la ya antigua reivindicación de las gentes de Tarazona sobre el río Queiles que es el mayor aporte de agua al embalse. Este desconocido río tiene el nacedero más caudaloso de Europa (después del Rin) como fruto de las infiltraciones del karst del Moncayo, pero tiene la mala fortuna de alimentar a escasos metros de su nacimiento una piscifactoría de la que ni se habla ni se quiere atender las afecciones que produce en el cauce que poco después se hunde en el embalse para seguir su camino como un río sin vida.

PARA SABER UN POCO MÁS:

https://blogs.publico.es/ecologismo-de-emergencia/2021/01/14/la-destruccion-de-los-recursos-hidricos-de-la-comarca-del-moncayo/

https://www.ecologistasenaccion.org/194750/el-ayuntamiento-de-agreda-ha-sido-sancionado-por-los-vertidos-lacteos-al-rio-val/

https://www.asden.org/informacion-y-documentacion-relevante-sobre-los-vertidos-contaminantes-de-la-depuradora-de-agreda-y-las-industrias-de-olvega/

https://www.eldiasoria.es/Noticia/ZFC7383F5-E45C-361A-ED229D62D6933D87/202006/Tres-millones-para-mejorar-la-depuradora-de-Agreda-y-Olvega

https://www.iagua.es/noticias/junta-castilla-y-leon/adjudicada-25-millones-euros-depuracion-aguas-agreda-y-olvega-soria




jueves, 7 de julio de 2022

EL HUERVA. TERCER RÍO DE ZARAGOZA

El proyecto de renaturalización del río Huerva en su tramo urbano incluido en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, trae a este desconocido y maltratado cauce de la capital aragonesa a la actualidad. Las formulas para integrar los ríos en el tejido urbano, tienen sus luces y sus sombras y existe dentro de los colectivos medioambientalistas, un activo debate sobre como armonizar la realidad de un río con los condicionamientos urbanos.

Nuestro compañero mariano Mérida, ya hace un tiempo que realizó esta descripción de la realidad del Huerva que mantiene su vigencia.

El río Huerva es un curso de agua de poco caudal; no llega a un m3 por segundo  de promedio y  transporta 47 hm3 al rio Ebro al cabo de un año. Los cursos medio y superior, salvo incidentes puntuales, presenta una calidad paisajística y ecológica muy alta. Invitaría a los lectores a que realizaran el tramo de 17KMs entre Vistabella y la cola del Pantano de las Torcas  o a subir  las calizas que dominan  el pantano de Mezalocha cuyas orillas desgraciadamente, no se puedan recorrer las en el término del soto de Ayles, privatizado desde hace bastantes años sin que nadie ponga orden en el derecho  que tenemos los ciudadanos de poder acceder y pasear por las orillas de los ríos.

Toda esta belleza que atesora el Huerva hasta el pantano de Mezalocha, la tenía también, hasta hace cuarenta años,  el tramo bajo hasta la desembocadura en  el Ebro. Por entonces, era habitual el bañarse en las pozas del Huerva en Zaragoza y coger cangrejos autóctonos. En estas cuatro décadas, empresas, particulares e instituciones públicas asolaron  el río de forma que especialmente en Cuarte y Cadrete hay zonas próximas al curso de agua tiene un gran parecido al de los  campamentos mineros de los tiempos de la conquista del oeste americano.

Productos tóxicos de pinturas, barnices, niquelados, cianuros y ácidos,.. arrasaron el río. Los fangos de la potabilizadora de Casablanca se vertieron durante años en el Huerva. Hubo escapes temporales de gasoil del Hospital Miguel Servet. Las urbanizaciones invadieron los espacios del río y algunas de ellas vertieron directamente al río sus aguas residuales durante muchos años.

El resultado ha sido un río totalmente muerto en su tramo bajo y  uno de los cuatro puntos negros de toda la cuenca del Ebro. En los análisis  quimicos de los últimos cuatro años se encuentran grandes concentracioes de Zn, Se, Pb, As, Ni, Cu, Cr. En especial el selenio incumple los mínimos del Objetivo de Calidad. Así lo reconocen informes de la CHE, con el mismo rango que Flix, Monzón, Sabiñanigo.  Anteriores concejales de urbanismo de la ciudad en la etapa de la alcaldía de Sainz de Varanda, plantearon  entubar o derivar el río a la entrada de la ciudad y construir aparcamientos en su cauce. Muerto el perro se acabó la rabia.

El agua es poca, pero con los grandes desarrollos urbanísticos e industriales  de los últimos años se ha hecho circular el agua en sentido contrario al natural del río trasvasando agua desde el Canal Imperial. Una planificación territorial  completamente insostenible parece haber sido la ley de los últimos 40 años en los que el agua parece haber perdido negocio. 

Es cierto que  esta grave situación  medioambiental se ha paliado, en cierta medida, con un gran colector que recoge los residuos industriales de todo el tramo bajo del Huerva desde Muel a Cuarte y la construcción de una depuradora  y que, ya en Zaragoza, se han derivado a  la depuradora de La Cartuja  los colectores de la calle de la Luz, Cervantes, Zumalacárregui y otras  que vertían directamente al río. 

Pero en lo esencial, el Huerva sigue siendo un paraíso en sus tramos medio y superior y un río muerto. en el  tramo bajo desde el punto de vista ecológico y ambiental. ¿Por qué?:

Hay 13 puntos negros que a día de hoy siguen sin tener conexión de vertidos con el colector construido. Algunas  de las últimas urbanizaciones  construidas, inexplicablemente, siguen vertiendo al río y los lodos depositados en el lecho después de décadas de vertidos tienen una contaminación  muy elevada.

Estudios realizados en 2003  por parte del departamento de Química Ambiental de la Escuela de Ingeniería Técnica  de la Universidad de Zaragoza, calificaban de muy malos 14 de 18 puntos estudiados en el río. ¿Como se alivia el mal olor y la contaminación del poco caudal que queda del río en su entrada a Zaragoza? Pues  haciendo un trasvase de agua del Ebro a través de la almenara del Pilar en el paso del Canal Imperial sobre el río Huerva de nada menos que de 10 hm3  más del doble  del caudal que  forma natural entrega el Huerva al Ebro a lo largo del año  y muchos más de los 64 hm3 que la ciudad de Zaragoza emplea anualmente. El río Huerva en Zaragoza es en gran parte un río camuflado 

¿Y qué pasa aguas arriba del llamado Ojo de Canal? Pues que el Huerva en zonas como la Junquera , Cuarte, Cadrete  lleva en muchos casos, un hilo de agua, muy lejos del caudal ecológico exigido, y que de ser mas abundante, favorecería arrastres de lodos tóxicos que con el actual funcionamiento no pueden hacer. O esto u otras soluciones más rápidas, pero mucho más costosas económicamente, como son el traslado de fangos del lecho del río. Pero más de la mitad de los días del año el río, a partir de Maria de Huerva, no lleva ni siquiera los caudales ecológicos exigidos.

En esta situación el nuevo Plan de Cuenca, aun pendiente de aprobación definitiva, sigue sin contemplar un corredor verde que permita unir Mezalocha con  Zaragoza.

Las alternativas que se han ofrecido son por un lado, el recrecimiento del pantano de Las Torcas al doble de su caudal, con lo cual aumentaríamos el número de días que no tendríamos caudales ecológicos en el tramo bajo del río; y por otro, una conducción desde Tosos hasta Valmadrid (pasando por Aguilón, Villanueva de Huerva, Fuendetodos, Puebla de Albortón) con un coste de mas de diez millones de euros. Estas obras no son necesarias para llevar agua a Aguilón y Villanueva que ya  la tienen en grado más que suficiente. Otros pueblos plantean  que tienen mala calidad de las aguas extraídas de pozos, muy rica en sales, cuando otras localidades próximas nos dan ejemplo de cómo resolverlo con potabilizadoras que funcionan con ósmosis inversa como es el caso de Botorrita. 

Idéntica situación tiene otras localidades como Torrecilla de Valmadrid perteneciente  al Ayuntamiento de Zaragoza y a éste no se le ha ocurrido, al menos por ahora, plantearse grandes desarrollos urbanísticos en la zona  y en el  verano le resulta más barato trasladar agua una vez por semana con los bomberos de Zaragoza que construir una tubería que llevase agua desde el Ebro.

Por ello, en una Zaragoza que aún paga las deudas de la Expo 2008, no se debería dejar que el río siga muerto. Habrá que lograr que algún día, en el río más urbano de la ciudad, se puedan ver peces desde sus puentes y no huela de forma pestilente durante bastantes días al año. Los discursos sobre el agua  tienen que servir para cambiar la realidad. Tienen que servir para hacer un Huerva vivo. y ello además  porque lo exige la Directiva Marco del Agua europea y por tanto la legislación que en materia de aguas tiene que llevar España y por tanto la  CHE como gestor del organismo de cuenca, el Gobierno de Aragón por medio del Instituto Aragonés del Agua y los ayuntamientos ribereños, entre ellos el de Zaragoza.

Las orillas del río Huerva han sido testigos de la historia de los zaragozanos desde hace más de 2000 años, de sus acuerdos y disensos sobre el reparto del agua. Solo eso ya debería ser un buen motivo para que su paso por la ciudad retenga toda la dignidad que el agua merece.

miércoles, 29 de junio de 2022

EL EBRO CONTAMINADO,..TAMBIÉN GUARDA SILENCIO

A pesar de que los medios de comunicación aragoneses, que copan la plaza donde se reparte la verdad que consumen la mayoría de la población, se hagan escaso eco de esta información, lo cierto es que el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración (PASD) está muy lejos de la ejemplaridad. 

Por más que el Periódico de Aragón recoja las novedosas técnicas que el ayuntamiento va a instalar para paliar los efectos de las famosas toallitas higiénicas, es igualmente cierto, tal como narran los medios de la periferia intelectual de nuestra autonomía baturra que hay "empresas que vierten sulfatos en la red de alcantarillado, colectores obsoletos que llevan al río sin depurar las aguas fecales de áreas de la ciudad que rondan los 150.000 habitantes más de un centenar de días al año y vertidos directos de industrias, núcleos de población y urbanizaciones, algunas de ellas ‘sin papeles’, hacen que el Ebro soporte a su paso por Zaragoza, la mayor población de la cuenca, niveles de contaminación que superan lo admisible en algunos parámetros y cuyos efectos se manifiestan aguas abajo".

Por eso el MITECO a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro ha advertido al ayuntamiento de la capital aragonesa como responsable de la depuración de sus aguas, de la urgencia de controlar esos vertidos y de que las plantas depuradoras zaragozanas sean capaces de minimizar la carga contaminante que se vierte en el cauce del Ebro.

De momento, si el "Ebro guarda silencio al pasar por el Pilar" el ayuntamiento no es más locuaz y se conforma con vestirse de verde con alguna que otra iniciativa, como las de las toallitas y prefiere no entrar en el debate necesario de cómo se va a gestionar la depuración de la ciudad en el futuro inmediato. Esta transcurriendo un tiempo precioso cargado de silencios, que estaría mejor invertido en una evaluación autentica de cómo ha funcionado hasta ahora la depuración y los ajustes que, con toda seguridad, hay que introducir para que el Ebro sea el corredor de biodiversidad que debe ser.

Este es el Requerimiento de Revisión de Autorización de Vertido que la CHE hizo en su momento al ayuntamiento zaragozano:

Para ampliar información:

viernes, 10 de junio de 2022

AGENDA PRÓXIMA

El verano parece que viene con el adelanto esperable debido a la situación marcada por la Emergencia Climática, nos trae dos citas relacionadas con el agua que, en uno y otro extremo de nuestra comunidad, afectan seriamente a la agua de Aragón.


Desde este blog os sugerimos que toméis notas de ambas y que, en la medida de vuestras fuerzas, ayudéis al éxito de ambos encuentros ciudadanos.
En el otro extremo de Aragón, en la muga con Castilla y León, el Moncayo soriano representa un foco de agresión medioambiental que tiene su ejemplo más llamativo en el proyecto de la macrovaquería de Noviercas. El colectivo Hacendera acompañado por los cinco grupos ecologistas implantados en el estado español, invita a final de mes a participar en un encuentro en defensa de la ganadería sostenible en donde se podrá conocer en su amplitud, todo cuanto rodea a este descabellado proyecto que desde una anticuada visión extractivista, se cierne sobre este trozo de eso que se ha dado en llamar "España Vacía". Puede que este término haya sido acuñado por los vaciadores que siempre buscan la implicación de la financiación pública para alumbrar el éxito de sus procesos de explotación desmesurada de los recursos naturales.

GRACIAS POR DIFUNDIR
 

jueves, 26 de mayo de 2022

ZARAGOZA DEBE MEJORAR LA CALIDAD DE SU AGUA.2

Tal como reflejábamos en nuestra entrada del día 8 de marzo, 13 colectivos ciudadanos plantearon al Ayuntamiento de Zaragoza la posibilidad de mejora del abastecimiento de agua a la ciudad.

Esta mejora se podría hacer de forma inmediata. Traer los 20 hm³ que nos faltan del Canal de Bardenas supondría aproximadamente 20 céntimos de euros al mes a cada ciudadano. Y en ésta intención parecía caminar el espíritu con que se votó unánimemente en el salón de plenos del ayuntamiento el pasado mes de abril. Sin embargo no parece que el equipo de gobierno tenga intención de que pueda ser así. 


Las últimas declaraciones de la consejera Cavero haciendo depender la calidad del agua del recrecimiento de Yesa, parece una toma de postura que prioriza los intereses de riego sobre la calidad de agua que bebemos en Zaragoza.

Este artículo refleja la situación que mencionamos:

https://www.elperiodicodearagon.com/aragon/2022/05/21/abastecimiento-depuracion-aguas-66379860.html?verification_code=DOVCTIC6AIWMK1

martes, 10 de mayo de 2022

SOTO DE CANTALOBOS

La iniciativa de la Asociación Naturalista Aragonesa (ANSAR) en relación al estado de los sotos del Ebro próximos a la ciudad de Zaragoza ha tenido eco en los colectivos ecologistas y en el movimiento vecinal.

Desde RAPA acompañaremos igualmente este encuentro a la orilla del Ebro para recordar a los zaragozanos la repercusión que tiene en el medio ambiente y en la salud de las personas la gestión del saneamiento. Los defectos que tanta veces hemos puesto de manifiesto en este blog, del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración de las Aguas está en el centro de esta situación que desde ANSAR se quiere hacer patente este próximo domingo día 15 de mayo.



Resumen de la actividad:

https://www.elperiodicodearagon.com/zaragoza/2022/05/15/marcha-ruta-toallitas-soto-cantalobos-zaragoza-66135469.html

viernes, 8 de abril de 2022

DESDE NOVIERCAS. LA MACROVAQUERÍA UN PELIGRO TAMBIÉN PARA ARAGÓN

La "Raya" del Moncayo es frontera no solo entres dos CC.AA. sino también entre formas distintas de concebir el desarrollo, el progreso y el derecho de las personas a las que pueden afectar la gestión que se haga de sus recursos naturales. A través del nuevo Plan Hidrológico la Confederación Hid. del Duero reconoce la vulnerabilidad del acuífero que podría abastecer al mega-proyecto de explotación de vacuno de leche de Noviercas.

En este sentido, la Asociación Hacendera ha emitido la nota de prensa que reproducimos en esta entrada:

Los estudios hidrogeológicos dan fe de que el acuífero Araviana puede disponer de la cantidad de agua que necesitaría la instalación proyectada, pero apuntan igualmente su fragilidad y vulnerabilidad a la contaminación. Ambas realidades eran conocidas hace tiempo.

El propio informe de la CHD habla del ya elevado contenido en nitratos de la masa de agua y de su especial vulnerabilidad. Dice literalmente que los puntos de control de la red de seguimiento del estado químico "revelan unos valores de concentración de nutrientes anormalmente elevados para la escasa afección que parece sufrir la masa con promedios de 15 mg/L en Pozalmuro y 25 mg/L en Noviercas". Esas concentraciones son "especialmente llamativas" para la CHD porque "la concentración de nitratos suele disminuir con la profundidad de los acuíferos" y sin embargo se han medido en sondeos profundos. Recordemos que el nivel máximo de nitratos permitido para el agua de boca previsto en el nuevo Real Decreto deberá ser de 37,5 mg/L.

Conviene recordar que España, tras ser amonestada en varias ocasiones por no haber sabido proteger sus aguas de la contaminación por nitratos, se encuentra denunciada ante el Tribunal de Justicia Europeo por el incumplimiento de la Directiva europea relativa a este tipo de contaminación. Es escandaloso el creciente número de pueblos españoles, 12 en el entorno geográfico de la instalación proyectada, con graves problemas de abastecimiento de agua de boca.

Cabría preguntarse cómo se articula la necesidad de reducir la cantidad de nitratos en un 25 % con objeto de conseguir mantener la calidad de esa masa de agua con la concesión de agua para una actividad eminentemente contaminante.  Resulta, cuanto menos, contradictorio por no decir irresponsable que, en estas condiciones, la administración castellana con el beneplácito del organismo de cuenca, favorezca el crecimiento de la ganadería industrial que ha quedado sobradamente probada como una de las principales causas de esta contaminación.   

La altísima probabilidad, de que el millón y medio de litros por día de líquidos residuales (más de media piscina olímpica) producidos por esa inconmensurable explotación ganadera industrial acaben infiltrándose en un suelo de naturaleza kárstica - una roca caliza cuajada de orificios y grietas interconectados - y contaminando gravemente el acuífero Araviana, reclama, en aras al respeto del principio de precaución, la decisión de protección de la calidad de esa masa de agua.

En esa zona, dada su realidad hidrogeológica, la única fuente de agua que puede garantizar el futuro del territorio es su acuífero que, por otro lado, tiene puntos de descarga en la cuenca del Ebro. 

Las masas de agua de Aragón que tienen su origen en este acuífero corren el serio peligro de verse afectadas en sus caudales pero, lo que es aún más grave, también por la indefectible e irreversible contaminación del acuífero. Este acuífero es, con toda seguridad, la garantía del mantenimiento de la vida en un contexto de emergencia climática y de profunda crisis energética que debería obligar a los responsables de la gestión del recurso a garantizar su buen estado. 

La empresa promotora describe el suyo como un proyecto de vertido cero pero la experiencia acumulada califica esta afirmación como intencionadamente inexacta. Se habla de una depuradora que convertiría los digestatos (los purines una vez extraído metano por fermentación, pero con la misma carga de nitrógeno que al inicio del proceso) en agua apta para riego. 

Indudablemente, tecnologías como las propuestas pueden reducir el contenido en nitrógeno pero, una depuración que reduzca el nitrógeno hasta los niveles expuestos es algo que no se ha hecho en explotaciones industriales de gran tamaño porque resultaría inviable tanto técnica como económicamente. La desnitrificación de fluidos con alta carga de nitrógeno está desaconsejada e incluso prohibida por la UE en algunos casos por su alto riesgo de emisiones de óxido nitroso (N2O), un gas con un papel importantísimo en el calentamiento global con un poder de producir efecto invernadero 300 veces mayor que el del CO2. Y así lo explicamos en los informes técnicos detallados realizados por expertos en la materia, en las reuniones que se han mantenido con los responsables, tanto de la CHD como de la Consejería de Medio Ambiente de la JCyL. 

En apoyo a nuestras tesis, nos prestamos a reunirnos con los técnicos de la empresa para contrastar y debatir públicamente la metodología de trabajo que plantean. Por mucho que el papel pueda sostenerlo todo, una cosa es la intención y otra, no siempre en sintonía, la realidad de los hechos. 

De todo cuanto hemos argumentado se deduce que no puede eliminarse el elevadísimo contenido en nitrógeno de estos fluidos que van a acabar indefectiblemente en parcelas cercanas a la explotación donde se transformará en nitrato.  

Tenemos el convencimiento y así lo seguiremos argumentando públicamente de que no se puede hipotecar para siempre el desarrollo de la zona e incluso el abastecimiento de agua potable en previsibles y esperables procesos de sequía. Este sería un comportamiento muy lejano al mínimo principio ético de relación entre el interés público de una mayoría de la población y el económico de un grupo minoritario.

Aunque la disponibilidad cuantitativa del recurso pudiera permitirlo, la preservación de la calidad de las aguas subterráneas, especialmente vulnerables, debe prevalecer sobre cualquier otra exigencia y son las instituciones las que deben ser garantes del derecho fundamental al agua potable de los pueblos y del cumplimiento de las directivas europeas transpuestas a las leyes nacionales. 

La concesión de agua a este proyecto ahonda, aún más, en esta desprotección y falta de cuidado de las masas de agua y, por tanto, en el incumplimiento de las directivas. 

Si la cordura y prudencia es ajena al pensamiento de nuestras administraciones deberemos acudir a las instancias de la Unión Europea para garantizar la protección del medio natural que se conculca y el derecho de la colectividad por encima de los intereses particulares. 

El escenario de transición ecológica y energética impuesto por la emergencia climática obliga a definir un marco especial de gestión hidrológica en el que el principio de precaución acompañe a la legalidad que ha podido ser eficaz hasta este momento. 

La carencia de personal, de presupuesto y de voluntad política para garantizar el cumplimiento de la legalidad y los condicionantes exigidos a las empresas ha sido la causa de los más graves ecocidios de nuestro país. 

Las explotaciones ganaderas de la costa murciana, por citar un caso emblemático, pueden tener sus autorizaciones y haber cumplido en su momento la legalidad vigente para ser autorizadas, pero algo ha debido de pasar, algo se ha hecho mal para que ahora se esté considerando el Mar Menor como un ecosistema prácticamente muerto. En Noviercas o en Murcia está en juego la salud de las personas, la vida de los ecosistemas naturales y el futuro del territorio y es ahora el tiempo para que las personas y las administraciones seamos conscientes de esa realidad y actuemos en consecuencia.

Agradecemos desde aquí el buen trabajo realizado por la Asociación Hacendera a quien nos une el objetivo de garantizar el buen estado de unas masas de agua imprescindibles también para Aragón. 

martes, 5 de abril de 2022

COMUNICACIONES DE LA AGENCIA TRIBUTARIA SOBRE LOS RECIBOS DE ICA IMPAGADOS DE 2017

En estas fechas se está pasando a cobro por vía de apremio y a través de la Agenda Tributaria los recibos impagados correspondientes del Impuesto de Contaminación de las Aguas. Creemos necesario aportar estas consideraciones.

El Gobierno de Aragón (GA) no tiene Agencia Ejecutiva para reclamar las deudas por tributos, porque la inmensa mayoría de los impuestos y tasas autonómicos se tramitan mediante autoliquidación, de manera que el propio contribuyente determina la cantidad a pagar y la abona.

Por ese motivo, el GA tiene un convenio con la AEAT por el que ésta se encarga de hacer los trámites de reclamar deudas en vía ejecutiva, aprovechando toda la infraestructura que la AEAT dispone para ese fin.

Esa es la causa por la que las notificaciones de los recibos del ICA impagados los envía la AEAT y no el Instituto Aragonés del Agua o el Gobierno de Aragón.

No hay que alarmarse, es una comunicación normal dentro del procedimiento recaudatorio que da “una segunda oportunidad” a quienes no han pagado el recibo dentro del periodo voluntario, incentivándo con una reducción del recargo previsto en la normativa.

Ahora dan la opción de pagar el recibo con un 10% de recargo dentro de un nuevo plazo.  Quien decida pagar el recibo atendiendo esta notificación, abonará un 10% de recargo y ahí finalizará su vinculación con ese recibo.

Si no se paga dentro de ese plazo, el recargo aplicable será del 20% y se devengarán también intereses de demora desde el día siguiente a la fecha de finalización del periodo voluntario.  Por tanto, quien decida no atender la reclamación verá que, dentro de un tiempo indeterminado (pueden pasar varios meses), la AEAT procederá a recaudar esa deuda con el 20% de recargo y los intereses de demora que nos hubieran notificado, por alguna de las vías a su disposición (embargo de cuenta o compensación con la devolución del IRPF, los más habituales).

Siguiendo un ejemplo real, para un recibo de 20,92€ cuyo plazo de pago en voluntaria finalizó el 20/03/2018, el coste máximo del recargo son 4,18€ (el 20%) a lo que habría que añadir los intereses de demora, a partir del 21/03/2018, cuyo importe total rondaría 0,79€ al año.

Quien quiera echar la cuenta del recargo máximo del 20% con su recibo, deberá sumar 0,20€ (20 céntimos) por cada euro del importe del recibo.  A esa cantidad habría que añadir los intereses de demora que suponen aplicar un interés del 3,75% anual (0,0375€ ó 3,75 céntimos de euro por cada euro del recibo y año).

Por ello, aunque la decisión de pagar o no el recibo es individual, es posible seguir manteniendo la presión sobre el Gobierno de Aragón y no atender la notificación de la AEAT y esperar a que el procedimiento recaudatorio continúe. Esto podría aconsejar a un replanteo de la situación en cuanto al modelo impositivo.

Con el recibo de 2017 la AEAT está siendo más diligente y ya ha procedido a retener saldos en cuentas corrientes para cobrar esos recibos.  La retención se hace solo por el importe adeudado y, transcurridos un mínimo de 20 días aproximadamente, se carga en cuenta, dando por cobrado el recibo.

Por tanto, desde nuestros punto de vista, seguir manteniendo el impago es una medida de presión efectiva a un coste personal muy razonable que nos permite continuar con la acción ciudadana contra el ICA, mediante acciones colectivas de los contribuyentes.

Si alguna persona es beneficiaria de subvenciones o ayudas, condicionadas a no tener deudas con la hacienda de la Comunidad Autónoma, en ese caso es recomendable abonar el recibo, para evitar ese perjuicio, puesto que al final, por una u otra vía lo acabamos pagando.


sábado, 26 de marzo de 2022

BOROBIA EN LA PRESENTACIÓN DE LA LEY DE MINAS

En varias ocasiones hemos traído a este blog la situación que atraviesa el Moncayo soriano.

Aunque pueda parecer que ser de otra comunidad autónoma pueda alejar nuestra responsabilidad de esa zona, nada más lejos de la realidad. Aragón además de partícipe de la identidad rayana es beneficiaría o perjudicada de cuanto al otro lado del  Moncayo se haga. El  Queiles, el Manubles o el Isuela son ríos que nacen en la Raya moncaína y llevan su agua al Jalón y al Ebro. Por eso el daño que causen las explotaciones ganaderas de esta comarca soriana, como el proyecto de Noviercas, el polígono industrial de Ólvega o la mina de Borobia, están repercutiendo en esta otra vertiente del Moncayo que, como decía J.A. Labordeta, es ya un Dios que no ampara.

De la realidad de la mina de Borobia y sus graves afecciones sociales y medioambientales se habló en la presentación en el Congreso de los Diputados de la Ley de Minas Española.

Un representante del colectivo local que se opone a la ampliación de la mina de Borobia tuvo ocasión de participar en esta presentación con este texto que adjuntamos y que nos ayudará a entender la realidad de esta zona tan próxima.

martes, 22 de marzo de 2022

DÍA MUNDIAL DEL AGUA



A esto hay que añadir el desorbitado incremento del regadío, que es el principal consumidor de agua en el Estado español, especialmente si se tiene en cuenta el agua que vuelve al sistema hídrico después de utilizarse. Mientras en el abastecimiento a poblaciones vuelve el 80 % del agua, en el regadío solo retorna al sistema hídrico el 10 %. Porcentaje que, además, se reduce conforme aumenta la modernización y eficiencia de los riegos.

Actualmente en España hay algo más de cuatro millones de hectáreas de regadío que suponen, según el INE, el 85 % del consumo total de agua (consumos oficiales), sin contar los regadíos ilegales, que se estiman en un 5-10 % adicional. En el caso de Aragón, si bien las propuestas de aumento de regadío incompresiblemente arrastradas en los PHs desarrollados en el contexto de la DMA, prolongado obsoletas e inviables políticas de la oferta inagotable, se han reducido, todavía se contempla aumentar la superficie de nuevos regadíos en 47.449 Has. hasta 2027 y se plantea la posibilidad de nuevas extensiones, sin definir, a partir de dicha fecha.

La ampliación del regadío en zonas que afectan a masas de agua en estado que establece el plan como “peor que bueno”, como es el caso de la práctica totalidad de la superficie propuesta, no es compatible con los mandatos de la DMA, que establecen el principio de no deterioro adicional.

En la situación actual de sequía, con los embalses con unos niveles tan bajos que no se veían desde 1995, resultarán inevitables restricciones en el abastecimiento y a daños ambientales difícilmente recuperables.

La superficie regada en el Estado español sigue aumentando de manera continua, a la vez que los recursos hídricos disponibles se están reduciendo, lo que conduce a un escenario de mayor insostenibilidad y vulnerabilidad.

Ante esta situación, Ecologistas en Acción recuerda que es fundamental adoptar medidas a corto y medio plazo encaminadas a frenar la problemática existente en la gestión del agua. La organización propone como medida inmediata la restricción del riego en una buena parte del país y no reanudarlo hasta que el volumen de agua embalsada alcance los niveles aceptables.

Asimismo, Ecologistas en Acción exige que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico inicie un plan para la clausura en los próximos años de todos los pozos ilegales existentes, y que se destinen recursos para la supervisión del abuso de las extracciones y despilfarro de agua, lo cual es técnicamente viable.

En esta especie de "ceremonia de la confusión" en que los grupos de poder utilizan la opinión pública y las justas reivindicaciones del sector primario para una especie de acoso y derribo constante de las instituciones que no se muestran absolutamente "adictas al régimen" de búsqueda del beneficio inmediato, es más necesario que nunca ahondar en un conocimiento real y sin apriorismos de lo que supone la gestión del agua en nuestro país en general y en Aragón en particular. 

Hoy como siempre y tal vez por la singularidad histórica que estamos viviendo, es más necesario que nunca huir de los tópicos y de la visión simplista de la agro-ganadería que hace ya mucho se ha convertido en un proceso industrial y como tal debería ser tratado. 

Documental sobre "LAS VOCES DEL AGUA"

https://www.ecologistasenaccion.org/139610/las-voces-del-agua/

jueves, 17 de marzo de 2022

RÍOS TÓXICOS

Ecologistas en Acción ha presentado días atrás el informe "RÍOS TÓXICOS" que concluye que la contaminación  de las aguas superficiales y subterráneas tiene consecuencias, no sólo para los ecosistemas acuáticos sino para todo el medio ambiente, fauna, flora y salud humana. Estas consecuencias superan la toxicología oficial basada en el riesgo individual de cada tóxico y deben considerar el efecto combinado que se produce por la interacción de varias sustancias químicas en el medio ambiente.

Teniendo en cuenta que los datos de este informe demuestran la presencia de multitud de contaminantes químicos distintos en aguas superficiales y subterráneas españolas, la conclusión lógica es que las administraciones deben tomar medidas urgentes para controlar y reducir esta contaminación.

En la misma línea de actuaciones los compañeros de ANSAR han recorrido el Soto de Cantalobos para constatar el estado en que se encuentra el Ebro aguas abajo de Zaragoza y la importancia que tiene para la salud del Ebro, de su ecosistema y de las personas que viven en su ribera el buen uso y gestión del abastecimiento y de la depuración.


La acumulación de las fotos tomadas en el soto puede parecer un ejercicio de abstracción pictórica, porque es bien cierto que la belleza flota a la luz de nuestros ojos pero, por desgracia, son el testimonio de las malas prácticas de unos cuantos y del abandono de sus obligaciones por parte de la administración que, tal como dice el informe que traemos a este blog, todavía está lejos de cumplirlas.

Informe que se cita:

domingo, 13 de marzo de 2022

ARTÍCULO SOBRE LA GANADERÍA INDUSTRIAL EN CAPARROSO Y NOVIERCAS

Como ya hemos reflejado en otras ocasiones, el grave estado de contaminación del embalse de El Val tiene su causa en los vertidos del polígono industrial de Ólvega debidos, entre otras causas a la actividad de una industria quesera que espera nutrirse de la producción de la proyectada granja de Noviercas. Sus propietarios ya tienen una controvertida instalación en la localidad de Caparroso y de ello se hace eco la asociación HACENDERA a través de un artículo de prensa en el que manifiesta que:

La existencia de una macroexplotación ganadera industrial de vacuno de leche en Caparroso, actualmente autorizada para 7.000 vacas, es conocida por la ciudadanía navarra y también lo son, queremos creer, sus presuntas malas prácticas ambientales, que han hecho a la empresa acreedora de varios de los expedientes sancionadores entre los diecinueve con que cuenta hasta la fecha, así como de una denuncia por presunto delito ambiental que ha sido admitida a trámite por la Fiscalía de Medio Ambiente y está siendo investigada. 

Lo que quizás se conozca menos son las características de la explotación de 23.500 vacas lecheras que la misma empresa proyecta construir en Noviercas (Soria). Además de la vaquería, el proyecto incluye una planta de biodigestión -también la hay en Caparroso- donde de la fermentación de los purines se obtiene metano que se emplearía para producir electricidad, pero… ¿qué se hará con el millón y medio diario de litros de digestatos, más de media piscina olímpica, que se obtienen como residuo de la biodigestión? Ante la alarma creada por la idea de que podrían ser vertidos en las tierras adyacentes situadas sobre un carst que es una roca caliza fracturada y horadada como un queso gruyère por el que circularían sin obstáculo hasta contaminar irreversiblemente el acuífero del que se pretende captar el agua, la empresa anuncia la construcción de una depuradora. Contactados expertos de probada solvencia en tratamiento de purines, evidencian con incontestable rigor que no existe tecnología posible que aplicada a esa cantidad colosal de digestatos garantice la obtención de agua con parámetros apropiados para dedicarla a riego que es lo que afirma la empresa. De ello se deduce que la depuradora será un trampantojo más, una inversión vacía sin viabilidad financiera ni energética y que los digestatos, para hacerlo con las debidas garantías, habrían de verterse en una superficie de entre 15.000 y 20.000 hectáreas. La capacidad de contaminación de esa ingente cantidad de fluidos sería la equivalente a la generada por 350.000 cerdos o una ciudad de 800.000 habitantes -como Valencia- que, indefectiblemente, convertirían el agua prístina de un acuífero jurásico que se extiende desde la cabecera del río Araviana a la del río Aranda, en una masa de agua cargada de nitratos y otros contaminantes, inutilizable durante siglos. Eso supondría hipotecar para siempre el desarrollo de la zona y las posibilidades de vida de los habitantes y sus descendientes.....

ARTÍCULO COMPLETO EN:

https://www.plazanueva.com/opinion/lectores-plaza-nueva/veces-mayor-que-caparroso/20220310183303232875.html


martes, 8 de marzo de 2022

ZARAGOZA DEBE MEJORAR LA CALIDAD DE SU AGUA

13 Colectivos ciudadanos y ecologistas de la ciudad de Zaragoza han remitido al consistorio zaragozano el escrito que mostramos en esta entrada proponiendo le mejora del abastecimiento de agua a la ciudad. 

 Han suscrito este documento:   

Amigos de la Tierra, Asociación Naturalista de Aragón -ANSAR-, Asociación por la Defensa de la Sanidad Pública – ADSPA-, Asociación Vecinal Manuel Viola, Comisiones Obreras -CCOO-, Unión General de Trabajadores -UGT_, Ecologistas en Acción . Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza, Federación Aragonesa de Solidaridad , Fundación Ecología y Desarrollo- ECODES-, Red de Agua Pública de Aragón – RAPA-, Unión de Consumidores de Aragón-UCA, Unión Vecinal Cesaragusta , 

El escrito considera que el ayuntamiento debe abrir vías de diálogo y considera necesaria la reunión de la Comisión del Agua de la Agenda 21. De igual forma se cree imprescindible acometer la depuración de las aguas de Zaragoza que aun está muy lejos de poder garantizar, aguas abajo de la capital, la calidad que se exige de aguas arriba.

Con este fin se presentará este documento el día 9 a los grupos políticos del concejo zaragozano.



jueves, 10 de febrero de 2022

ACTO PÚBLICO 9 DE FEBRERO. (RESUMEN)

El Centro Joaquín Roncal de Zaragoza ha acogido el encuentro que la Red de Agua Pública ha realizado para hacer participe a sus seguidores de la situación actual del saneamiento en Aragón y especialmente en las repercusiones que el tributo (IMAR) aprobado por las Cortes de Aragón va a suponer para todos los aragoneses.

A continuación se presentó un breve resumen de la actividad de la RAPA que presentamos en esta entrada de forma más extensa y que recoge el largo camino recorrido junto a un importante número de personas y colectivos de Zaragoza y Aragón.

La repercusión que va a tener, a partir del ejercicio del año 2022, el cambio de formato en la tributación, se puede apreciar en esta presentación que demuestra claramente no solo el alto coste, sino también la limitación e inseguridad que el modelo aprobado por las Cortes va a imponer a los aragoneses. 
  Terminó el turno de exposiciones con la intervención del presidente de la Red que resume la necesidad de superar el explicable desánimo que puede sentirse ante el abandono que la mayor parte de nuestros representantes públicos han hecho de este controvertido tema que se ha querido zanjar con un mero cambio tarifario sin entrar en el centro del problema que no es otro que la pervivencia de un Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración de las Aguas viciado desde su origen y ante el que no hay voluntad política por alcanzar un modelo de gestión en sintonía con otras comunidades autónomas de nuestro país que parecen haber llegado a una mejor manera de acometer este servicio público. De igual forma y también en las intervenciones del público y colectivos asistentes se valora la necesidad de mantener la oposición a este impuesto en lo que ha sido una de las mayores luchas sociales de Europa y en el que todavía queda un buen tramo de recorrido de oposición social y democrática.
Apuntan algunos asistentes la indefensión en que queda la población de Zaragoza ante las grandes necesidad de actualización de instalaciones de depuración que tiene pendiente este ayuntamiento que destaca por su inacción y que, sin lugar a dudas, va a suponer una carga económica que volverá a hacerse patente en los bolsillos de los zaragozanos.
La Red de Agua Pública de Aragón es parte de un movimiento que a nivel de todo el estado trabaja por la gestión pública y participativa del ciclo integral del agua y va a seguir proyectando en Aragón todo aquello relacionado con un bien público de primera necesidad como es el agua que no puede someterse a las veleidades del mercado. Por eso seguiremos llevando a la sociedad la realidad del abastecimiento, de la depuración, de la contaminación difusa que pone en gravísimo peligro la salud de todos los aragoneses y el derecho a tener en cada rincón de nuestro paisaje acceso a un agua de calidad.
Aragón tiene nombre de río, tal como dice la Ronda de Boltaña y tiene el derecho y sus habitantes la obligación, de hacer cuanto esté en nuestras manos, para que sus aguas corran libres en beneficio del bien común.
Para ver el video del encuentro:


martes, 1 de febrero de 2022

BOLETÍN DE LA FUNDACIÓN NUEVA CULTURA DEL AGUA

La Fundación Nueva Cultura del Agua presenta una valoración general sobre los nuevos planes hidrológicos del tercer ciclo. Sus análisis señalan algunos avances, como la reducción de obras hidráulicas, pese a mantenerse  algunos proyectos sin viabilidad económica ni justificación ambiental o social. 

También se avanza, aunque no tanto como sería deseable, en la fijación de caudales ecológicos mínimos en casi todas las masas fluviales, pero estos avances no ocultan una preocupante continuidad con los planes anteriores porque se siguen supeditando los objetivos ambientales a la satisfacción de las demandas y de hecho, pese a la reducción de recursos por el cambio climático muchas demarcaciones prevén ampliaciones de regadíos. 

Apenas se avanza en caudales de crecida y tasas de cambio, imprescindibles para el buen estado de los ríos  y en materia de restauración fluvial se aprecian avances desiguales. El empeoramiento de las aguas subterráneas y de la contaminación difusa no encuentra respuestas eficaces en los nuevos planes y finalmente la recuperación de costes y la gobernanza son dos asignaturas que no se quieren aprobar.

Este informe puede verse en: https://bit.ly/3KAwZq5 

Para contactar con la FNCA: https://fnca.eu/ 

https://www.facebook.com/fncafan/

domingo, 23 de enero de 2022

MACROVAQUERIA DE NOVIERCAS 2022

Ahora que tanto se habla  de Macrogranjas y que los políticos se afanan en el fotomatón electoral y ganadero, queremos traer a este blog esta Nota de Prensa del colectivo Hacendera de Soria al que ya nos hemos referido en otras ocasiones y con quien compartimos la lucha por la calidad del agua y de la salud de las personas.

El proyecto de instalación de la mayor vaquería de Europa en la comarca del Moncayo soriano puede acentuar el grave deterioro que ya sufre el agua de la ladera aragonesa de esta montaña que como decía José Antonio Labordeta parece ser "un Dios que ya no ampara".

 
Sobre este tema hemos publicado:

jueves, 20 de enero de 2022

ACTO PÚBLICO 9 DE FEBRERO

El Impuesto Medioambiental sobre las Aguas Residuales (IMAR) que sustituirá al ICA cobró carta de naturaleza el pasado 9 de diciembre en las Cortes de Aragón y para que pueda escucharse la valoración que se hace desde nuestra red, se ha convocado un acto público en el Centro Joaquin Roncal de Zaragoza.


Para favorecer la máxima difusión de este acto y dadas la limitaciones que impone la pandemia, también se podrá seguir su desarrollo a través del servicio de streaming del centro en el enlace: https://tinyurl.com/5n8xbuv5.

Tal como ya hemos expresado en anteriores entradas el IMAR deja en el horizonte muchas dudas y muchos riesgos para los contribuyentes. La nueva Ley no establece ningún límite al crecimiento de las tarifas del impuesto e incluso prevé que éstas se actualizarán en la ley de presupuestos de cada año. 

Es absurdo pensar que la financiación del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración de las Aguas va a poder ser soportado con un ajuste tarifario de índole menor. No alcanzaremos un sistema eficiente y sostenible si no afrontamos el problema en su raíz, si no reconocemos y revertimos las causas que nos han conducido al sistema de depuración y al consiguiente tributo más caro de España. 

Para hacer un poco más real la participación ciudadana y el afianzamiento del sentido crítico en nuestra convivencia, te invitamos a este encuentro organizado desde la Red de Agua Pública.


jueves, 6 de enero de 2022

POLÉMICA EN TORNO A LAS DECLARACIONES DEL MINISTRO DE CONSUMO

La interesada y electoral polémica surgida a partir de las declaraciones realizadas por el ministro de consumo Alberto Garzón ha motivado un comentario por parte del grupo zaragozano de Ecologistas en Acción que reflejamos a continuación:

LAMBAN CONTRA GARZÓN,...  ¿QUIÉN DEBE DIMITIR DE SU CARGO?

Para Ecologistas en Acción es incuestionable el rigor de las declaraciones del ministro Garzón, en el sentido de “que la ganadería familiar y extensiva genera arraigo al territorio y es sostenible, mientras que las macrogranjas no generan empleo, contaminan y desplazan a la ganadería tradicional que debemos proteger".

Y es un hecho irrebatible que "la Comisión Europea tiene abierto un expediente a España por exceso de contaminación del suelo y el agua procedente de las macrogranjas”. 

Es responsabilidad del Ministerio de Consumo velar por la calidad de la producción de las explotaciones ganaderas y la protección del medio ambiente en que desarrollan su actividad. ¿A cuenta de que vienen entonces los ataques furibundos del presidente Lamban contra un ministro que simplemente transmite lo que son políticas acordadas por el gobierno central y el propio ejecutivo aragonés?

Javier Lamban ha optado por hacer “papel mojado” de las leyes de su propio ejecutivo y adopta una política de agresión para disimular las fallas evidentes de su estrategia empresarial de “monocultivo” para Aragón. Política que pone alfombra roja a los grandes grupos empresariales macroganaderos, que arruinan economías familiares, contaminan el territorio y se llevan a procesar la producción fuera de nuestra frontera, sin crear puestos de trabajo.

GANADERÍA VERSUS GANADERÍA
La gravedad e irresponsabilidad de unas declaraciones, como las del presidente de Aragón, exigiendo la dimisión de un ministro simplemente por cumplir su obligación como defensor de los consumidores y pequeños ganaderos, aconseja que sea el conjunto de su gobierno quien lo llame al orden o proceda a cesarlo.

lunes, 27 de diciembre de 2021

IMAR,... ¿UN IMPUESTO "DE PELÍCULA"?

El jueves, 9 de diciembre las Cortes de Aragón han aprobado la nueva Ley de regulación del Impuesto Medioambiental sobre las aguas residuales (IMAR).

Para RAPA estamos ante una operación política de maquillaje de la financiación del modelo de depuración de las aguas más ineficaz e ineficiente de los existentes en España, un ejercicio soez de cinismo político.  El IMAR es un impuesto que se sitúa entre “Atrapado en el tiempo”, reproduciendo una y otra vez los mismos errores, y “El Gatopardo”, donde Giuseppe Tomasi di Lampedusa inmortalizó la famosa frase: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”.

En los últimos años se han seguido licitando depuradoras diseñadas con criterios de hace más de diez años, como es el caso de Canfranc-Estación. Pero la  perseverancia de algunos alcaldes empezaba a introducir otras depuradoras con costes de inversión y explotación mucho menores. Tras la rebelión democrática de Fabara, 15 ayuntamientos más optan por tecnologías extensivas. Desde Castelflorite hasta AÍnsa, Siétamo o Boltaña, las tecnologías de las que la Red de Agua Pública se ha hecho eco en todo este tiempo, están cambiando la manera de entender la depuración de las aguas. Y todo ello no sin soportar las presiones, más o menos veladas, que surgen cuando se contradice el discurso dominante basado en el beneficio empresarial abusivo auspiciado desde la administración. 

Algo había que hacer para desactivar el descontento ciudadano y, sobre todo, para frenar en seco las demandas de los ayuntamientos que aspiraban a recuperar sus capacidades de gestión y avanzar hacia un modelo descentralizado y sostenible.  El nuevo IMAR es un buen instrumento para ello. La aplicación de una tarifa progresiva por tramos sumada a otra tarifa progresiva en la tasa municipal tiene como resultado un duro e injustificable castigo fiscal que penaliza y desincentiva las buenas prácticas de aquellos municipios que traten de construir y gestionar sistemas sostenibles.

La progresividad en las tarifas de abastecimiento y saneamiento tiene sentido cuando se facturan los servicios prestados, porque sus costes son proporcionales a lo que se consume y su disminución redunda en una mayor eficiencia y ahorro.  Así lo ha defendido siempre RAPA.  Sin embargo, ¿qué sentido tiene aplicar un impuesto con tarifas progresivas en municipios en los que el Gobierno de Aragón no presta ningún servicio y, por tanto, los costes que debe sufragar con él no tienen ninguna relación con el consumo de esos hogares?  Es más, de producir algún ahorro, su único efecto será un incremento de los beneficios de las empresas privadas que gestionan las depuradoras.

Conscientes de esto, la RAPA y otras entidades medioambientales y vecinales presentaron enmiendas al proyecto de Ley del IMAR, que algunos grupos políticos acogieron y trasladaron a la ponencia, obteniendo el desprecio del cuatripartito como respuesta.  En ellas se planteaba que lo coherente era adaptarse a las distintas realidades para fomentar las buenas prácticas municipales. Para ello proponíamos combinar una tasa municipal para aquellas poblaciones que gestionen su propio sistema de depuración por el coste real del servicio; una tasa autonómica que pagarían aquellas poblaciones cuya depuración esté gestionada por el Gobierno de Aragón; y un impuesto que pagaría toda la ciudadanía, pero de importe muy inferior al actual. 

La tasa autonómica, como las locales, tiene sentido que sea progresiva, según tramos de consumo, y creemos que su importe podría ser similar a la tasa de saneamiento de de Zaragoza, inferior a las tarifas propuestas para el nuevo IMAR.  El impuesto universal para contribuir a los gastos generales del sistema debería ser muy sencillo en su concepción.  En RAPA valoramos que pudiera cifrarse en 0,10 € por metro cúbico de agua y año o, lo que es lo mismo, entre 5 € y 7 € al año por habitante de media, pero lo pagarían por igual todos los hogares, el comercio y la hostelería.  La suma de ambos componentes para los hogares no debería superar la media de lo que se paga en España en concepto de depuración de aguas residuales. 

Esto, claro está, no cubriría la totalidad de los gastos de depuración en Aragón, pero el Gobierno autonómico debe hacerse corresponsable de los errores cometidos en el pasado, en los mismos términos que se lo exige a la ciudadanía.  Una parte de los sobrecostes injustificados (hasta llegar al tope a establecer por Ley de la media nacional) lo cubriríamos los ciudadanos a través de un impuesto, estamos dispuestos a asumirlo, pero el resto debería salir de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma, hasta lograr la sostenibilidad económica del sistema.

El IMAR deja en el horizonte muchas dudas y muchos riesgos para los contribuyentes: ¿qué costes tendremos que afrontar cuando el sistema disponga de 100, de 200, de 300 depuradoras más y cómo haremos frente a los mismos?  La nueva Ley no prevé medidas que reduzcan los gastos soportados por la Comunidad Autónoma, no establece ningún límite al crecimiento de las tarifas del impuesto y ya prevé que éstas se actualizarán en la ley de presupuestos de cada año. 

Es absurdo pensar que el sistema va a mejorar simplemente con un ajuste tarifario de índole menor (en suma, establecer un impuesto con un pago fijo ligeramente menor –aún el doble de la media española– y un pago variable por tramos de consumo, que además, salvo en los hogares unifamiliares, acaba suponiendo una reducción tarifaria nula o irrelevante).  No alcanzaremos un sistema eficiente y sostenible si no afrontamos el problema en su raíz, si no reconocemos y revertimos las causas que nos han conducido al sistema de depuración y al consiguiente tributo más caro de España. Pero una vez más, la política aragonesa no ha querido abordar los problemas reales y ha preferido utilizar la paradoja lampedusiana: que parezca que lo cambiamos todo para que no cambie nada. ....¿De película?