domingo, 14 de mayo de 2017

CARTA DE BISCARRUES

Esta es la carta de Lola Carrera, compañera de la Coordinadora Biscarrues - Mallos de Riglos, para todos los que queráis acompañarnos en esta lucha y participar de su sentimiento y su vivencia.
Biscarrués: pasen y arrasen.
Adelante con el proyecto del pantano de Biscarrués, vía libre: 
Inunden el río que es la forma de vida de decenas de familia jóvenes, mayores y con chavales que han llenado de vida la Galliguera: Ayerbe, Murillo, Riglos, Santolaria, Biscarrués y más. 
Arruinen los negocios de albañilería, hostelería que también se han beneficiado de este crecimiento sostenible, poco a poco, donde solo hay trabajo y ahorros sin subvenciones. 
Ahoguen hectáreas de secano rentable, granjas de cerdos y las esperanzas de sus agricultores. 
Trasladen a médicos y maestros que aquí ya quedaremos menos y ya mátennos del todo.
Envenenen con el lindano a toda la cuenca llevando el agua contaminada cada vez más lejos. 
Arrasen con el cañón del río que será el vaso del embalse con el sendero botánico y sus árboles monumentales que ha costado dos años de trabajo vecinal recuperar, el Camino de los Sentidos premio Félix de Azara de medio ambiente de la D. P. H. 
Quemen la madera de las nabatas, evento turístico de primer orden, Declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial y los nabateros que se juegan un poco la vida por el río llorarán de pena. 
Pongan una lámina de agua y lodo para adornar el Monumento Natural de los Mallos. 
Aneguen nidos de especies en peligro como el milano real, y desalojen también a ciervos, corzos, tejones, nutrias, picapinos, águilas, buites, si la gente no importa ellos todavía menos. 
Pero sepan que no lo hacen en nombre del interés general si no de la cúpula de Riegos del Altoaragón una empresa de caciques y oligarcas que especula con el agua.
Y si usted vive en Monegros y cree que no es necesario arruinar el Reino de los Mallos tenga ya la valentía de decir que no y únase a nuestra lucha porque, después de treinta años, no van a pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario